Los abuelos y el verano ¿cómo protegerlos?

Te dejamos algunos consejos importantes para cuidar la salud  de nuestros abuelos durante el verano y que puedan gozar de la temporada de manera responsable. En Pharol, cuidamos de ti.

1.- Alimentarse sanamente:

Durante el verano tenemos la ventaja de poder disfrutar de los beneficios que nos ofrecen las frutas y verduras de temporada que son naturalmente ricas en fibras, antioxidantes y vitaminas. Se recomienda durante la época y también en todo el año aprovechar los nutrientes provenientes de alimentos naturales y reducir el consumo de productos procesados, con exceso de sal y preservantes. .

2.- Mantenerse hidratado:

Los adultos mayores son propensos a deshidratarse con facilidad ya que su capacidad de sentir sed suele ser menor. Por eso es importante prestar atención y ofrecerles líquidos con mayor frecuencia, aunque no los soliciten es muy importante estimularlos a hidratarse.

3.- Aprovechar el sol en forma responsable:

No hay duda que el verano es una oportunidad de salir a pasear, conocer lugares nuevos o simplemente salir a caminar por el barrio con una temperatura agradable, pero si la exposición al sol se realizará de forma prolongada, es importante usar bloqueador solar en las zonas expuestas de piel para evitar el daño solar.

4.- Proteger los ojos de la radiación:

En este mismo sentido no hay que olvidar que la radiación solar daña nuestros ojos favoreciendo enfermedades como cataratas, y también las arrugas, por lo que es importante usar lentes con filtro bloqueador de rayos ultravioletas A y B.

5.- Hacer ejercicio:

El ejercicio es una muy buena manera de mantenerse saludable y el verano nos ofrece más oportunidades de practicarlo, hay que aprovecharlas realizando actividades placenteras y acorde a la capacidad física, sin sobreexigirse para evitar problemas, especialmente los días de mucho calor, ya que las altas temperaturas le dan un mayor trabajo al cuerpo.

6.- Actividades sociales:

Conocer nuevas personas, socializar, visitar familiares que no ve hace tiempo, compartir es una muy buena forma de mantener una vida social activa. Además, es muy beneficioso para la salud mental.

7.- Viajes:

Si vas a viajar con tus padres o abuelos garantiza que el lugar de destino cuente con los servicios que necesitan, sobre todos si se requiere algún apoyo especial. Asegúrate de su condición física realizando chequeos de rutina con anticipación al viaje y no olvides durante toda la estancia cumplir con los tratamientos prescritos que se requieran.

Planificate y disfruta responsablemente durante el verano junto a las personas que amas…

Fuente: Sociedad de Geriatría y Gerontología de Chile Dr. Gerardo Fasce


Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *