De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), muchas personas ya son conscientes de la relación entre fumar tabaco y el cáncer o enfermedades respiratorias. Aun así, la gran mayoría desconoce que el tabaco también está asociado a enfermedades del corazón.

Chile lidera el consumo de tabaco en América con un 25,6% de su población

En nuestro país, más de 31 personas mueren cada día por enfermedades asociadas al tabaco, siendo el gasto anual de US$ 1.100 millones para tratarlas.

Si bien, entre el 2007 y el 2015, la prevalencia de fumadores cayó de 22,1% a 17,4% y, de acuerdo a los estimados de la OMS, se espera que para el 2025 baje a 12,9%, lo expertos indican que el decrecimiento sigue siento lento.

Día Mundial Sin Tabaco

Enfermedades cardíacas

A nivel mundial, una de cada tres muertes es por causa de enfermedades cardiovasculares (ECV). De hecho, las ECV son la principal causa mundial de muerte, y se cobran la vida de cerca de 18 millones de personas cada año.

Fumar tabaco está entre las grandes causas de enfermedades del corazón. Contribuye aproximadamente un 17% de las muertes mundiales al año.
El riesgo de enfermedades coronarias aumenta con la cantidad de tabaco fumado y los años de consumo.

¿Cómo afecta el tabaco al corazón?

El humo de tabaco contiene más de 7.000 sustancias químicas. Contiene, por ejemplo, Nicotina que aumenta la frecuencia cardíaca y la tensión arterial. Junto al Alquitrán del tabaco contribuyen a las cardiopatías. El Monóxido de Carbono es un gas venenoso que reduce el oxígeno disponible para el corazón.

Fumadores Pasivos

Cualquier grado de tabaquismo tiene sus consecuencias. Aunque fumes poco, incluso sólo los fines de semana, tu corazón sufre lesiones que pueden ser permanentes.

“Las mujeres que consumen tabaco y toman anticonceptivos orales y los fumadores que sufren diabetes corren un mayor riesgo de experimentar un ataque cardíaco y un accidente cerebrovascular” explica el Dr. Jaume Casellas, cardiólogo.

El que más sufren las consecuencias, en caso de las mujeres embarazadas fumadoras, es el feto. Éste queda expuesto a graves peligros como:

  • Riesgo de aborto espontáneo.
  • Posible nacimiento prematuro.
  • Disminución de peso del recién nacido.
  • Malformaciones congénitas (cráneo y el aparato urinario).
  • Aumento del riesgo de muerte súbita del lactante.

Por otro lado, el humo del tabaco puede llegar a tener hasta 5.000 componentes tóxicos. Toda persona expuesta al humo de tabaco puede sufrir las consecuencias, sobre todo los más pequeños. 

Puede producir problemas respiratorios como bronquitis y, a largo plazo, EPOC. Además, las sustancias tóxicas del humo también afectan a su sistema circulatorio y, finalmente, aquellas personas no fumadoras pero expuestas continuamente al humo del tabaco, puede llegar a ser fumadores por acostumbramiento.


Marta Cabot - Graduada en Farmacia y Marketing

Graduada en Farmacia por la Universidad de Barcelona y Postgrado en Marketing por la Universidad Adolfo Ibañez. Te habrás dado cuenta que soy española. Mi gran sueño es conectar con la gente y ayudarles a que sepan más sobre su salud. Creo que utilizar bien los medicamentos es algo esencial para estar bien. Cualquier duda que tengas, puedes preguntarme sin vergüenza.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *