¿Sabías qué…

El limón aporta una gran cantidad de vitamina C – implicada en la producción del colágeno-, potasio y cantidades menores de otras vitaminas y minerales. Además, beber agua con limón tiene la propiedad de mejorar la cicatrización y la función del sistema inmunitario; y con una gran capacidad antioxidante, ayuda a neutralizar sustancias cancerígenas como las nitrosaminas.

Por tanto, exprimir medio limón en un vaso de agua es un gesto simple que puede convertirse en un hábito más que saludable y aunque el ácido del limón en teoría puede deteriorar el esmalte de los dientes, no lo hará más que el ácido carbónico de los refrescos, restando además las calorías añadidas de este tipo de bebidas si lo utilizamos como alternativa.

Beneficios de beber agua con limón

1. Digestión más ligera El ácido ayuda a descomponer los alimentos.

2. Ayuda a mantenerse hidratado: La mayoría de nosotros no bebe la suficiente agua. Una limonada a diario es una forma sencilla de empezar el día con el pie derecho.

3. Un añadido en la pérdida de peso: El agua con limón no adelgaza. Estamos hechos de rutinas. Considera el impacto de reemplazar tu café de la mañana con limonada.

4. Evita la oxidación: Los limones contienen fitonutrientes o sustancias que protegen al cuerpo de la enfermedad.

5. Ayuda a prevenir los cálculos renales: La limonada ayuda a prevenir estas dolorosas piedras renales en quienes tienen deficiencia de citrato urinario, una forma de ácido cítrico.

Categorias: NoticiasSalud

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *