Disfruta del sol sin maltratar tu piel

Durante el verano solemos exponernos durante largos periodos al sol bien sea en la playa o en la piscina. Los pequeños de la casa suelen ser los más afectados.

En esta nota compartiremos varios tips para que los niños puedan disfrutar del sol sin preocupaciones.

Usar protector solar es esencial para evitar quemaduras en la piel a causa de los rayos UV, los más recomendados son los de FPS 50+.

La aplicación del protector solar se debe realizar cada 30 minutos e incluso cada vez que el niño salga del agua para garantizar la protección de su piel por más tiempo.

Al realizar cambios de marcas, es importante verificar que la nueva fórmula no cause reacciones alérgicas por lo que se recomienda probar aplicando el protector en la muñeca y evaluar durante unos 30 minutos el comportamiento del producto en la piel del niño.

Es importante recordar que los bebés menores de 6 meses no pueden ser expuestos al sol ya que su piel aún se encuentra en proceso de desarrollo, por tanto lo mejor es evitar llevarlos a la playa o piscina durante el verano.

El agua no funciona como un factor de protección contra los rayos UV, de hecho el sol se refleja sobre ella y penetra en la piel con mayor fuerza. Por tal motivo los niños nos deben permanecer por más de 25 minutos dentro del agua.

Algunos consejos:


Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *