¿Alguna vez has escuchado la frase “somos lo que comemos”?, esta frase es muy cierta, nuestra alimentación determina en muchos aspectos la salud de nuestro cuerpo y sobre todo de nuestro corazón.

Si lo que buscas es tener un corazón más sano, presta atención a los consejos que traemos para ti en este artículo, pequeños cambios en tu alimentación harán un gran diferencia.

1. Cuida las porciones que consumes: Es importante que cuides tanto lo que comes como la cantidad, puedes comenzar cambiando los platos por unos de menor tamaño y apoyarte de tazas medidoras o incluso una balanza para que las medidas sean más exactas.

Una porción de carbohidratos promedio equivale a 1/3 o 1/2 taza, en cuanto a las proteínas entre 80 y 100 grs serán suficiente para cubrir los requerimientos de una comida. Para darle mayor volumen a tu plato puedes agregar ensalada o vegetales al vapor.

2. Incluye a diario vegetales y frutas: Los vegetales son una fuente importante de vitaminas, minerales e infinidades de sustancias que protegen tu corazón de enfermedades cardiovasculares. Lo ideal es agregarlos en las 3 comidas principales, te darán energía y saciedad. En cuanto a las frutas, puedes comer 1 o 2 porciones al día como parte de tus snacks.

3. Prefiere cereales integrales: Si quieres tener un corazón más sano debes decirle !sí! a los cereales integrales, su importante contenido de fibra permite regular la presión arterial y tener un corazón más sano

4. Evita las grasas saturadas: Sabemos los complicado que es no caer en la tentación, pero si quieres un corazón más sano deber limitar el consumo de grasas saturadas esto ayudará a reducir los niveles de colesterol en sangre y reducirá enormemente los riesgos de padecer enfermedades de las arterias coronarias.

5. Disminuye el consumo de sodio: Prefiere condimentos y especias bajas en sodio para aderezar tus comidas, el exceso de sodio afecta los niveles de presión arterial elevándolos más de lo normal y esto a su vez aumenta las posibilidades de desarrollar enfermedades cardiovasculares. Lo recomendable es consumir menos de 2300 mg de sodio por día (aproximadamente un cucharadita).

Cuidar la salud de corazón es más sencillo de lo creías, ahora que conoces todos estos tips ¿Te atreves a hacer un cambio?


Marta Cabot - Graduada en Farmacia y Marketing

Graduada en Farmacia por la Universidad de Barcelona y Postgrado en Marketing por la Universidad Adolfo Ibañez. Te habrás dado cuenta que soy española. Mi gran sueño es conectar con la gente y ayudarles a que sepan más sobre su salud. Creo que utilizar bien los medicamentos es algo esencial para estar bien. Cualquier duda que tengas, puedes preguntarme sin vergüenza.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *