Alergia estacional, ¡aprende a combatirla!

Con la llegada de la primavera aumenta la proliferación de pólenes en el ambiente, ocasionando que cada año miles de personas se vean afectadas por el conocido “Síndrome alérgico estacional”. El polen de las plantas y el polvo suelen ser los desencadenantes más comunes de alergia estacional.

¿Cómo saber si sufro de alergia estacional?

La alergia estacional se caracteriza por causar molestias a nivel de la nariz, ojos y garganta, ocasionando picazón, congestión y secreciones tanto nasales como oculares.

¿Cuál es la mejor forma de reducir sus síntomas?

  1. Evita el ingreso innecesario de polen en tu hogar. Mantén las puertas y ventanas de la casa cerradas el mayor tiempo posible, así reducirás la entrada de polen.
  2. Disminuye la realización de actividades al aire libre los días donde exista mayor liberación de polen en el ambiente.
  3. Procura ventilar tu casa durante los horarios de menor polinización bien sea en la mañana, medio día o al atardecer.
  4. La limpieza dentro del hogar es imprescindible para disminuir la acumulación de polvo y polen.

Aliados naturales

  1. Vitamina C: Posee un alto poder antihistamínico, esto la convierte en un aliado fundamental en la lucha contra la alergia estacional.
  2. Té verde: Es rico en antioxidantes que refuerzan y mantienen nuestro sistema inmune protegido, además posee propiedades antiinflamatorias.
  3. Probióticos: Mejoran la flora intestinal, esto permite tener un sistema inmune más fuerte.
  4. Omega 3: Gracias a su poder antiinflamatorio reduce las molestias causadas por la alergia estacional.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *